Cancelado

Imagen

Dicen que cuando uno ve películas en 3D es como si estuviera dentro del televisor y casi pudiera tocar a los personajes. Dicen que la primera vez que alguien vio una película en 3D dio gritos de espanto, porque pensó que el tren le venía encima. Dicen que lo mismo pasó con el cinematógrafo de los Lumiere, también con un tren. Dicen que hay que usar unas gafas especiales, porque si no, no se nota la diferencia. Dicen que es lo máximo, y puede ser que exageren. Aquí es normal.

Yo nunca he visto nada en 3D, o sea, en cine 3D. Y parece que me voy a demorar más de lo que había previsto, ahora que oficialmente están prohibidas las salas que, al calor de  la explosión del trabajo por cuenta propia, comenzaron a dibujar los espacios, sobre todo, citadinos. Oficial es porque salió en el Granma y lo repitieron varias veces en la TV. Y aunque es cierto que ninguna modalidad, por lo claro, permitía las proyecciones, tampoco había nada escrito que lo negara. Era otro limbo, como el de las perchas, otra nubecita gris en el cielo cubano de la actualización económica y social.

Dicen que uno de los argumentos es que en esas salas se ha proyectado pornografía. No digo que no sea, porque está demostrado que de todo hay en los naranjales del señor. Pero de ahí a prohibirlos va un trecho más largo y escabroso, que pasa, eso sí, por la llamada política cultural y por una hegemonía sobre los contenidos que cada vez es menor. A fin de cuentas, el número de personas que cada día organiza su propio menú audiovisual, incluida la pornografía, atenidas a las tecnologías de que dispone, debe ser mayor, aunque no tengo censo alguno que me auxilie. Dicen por ahí que una vez más botamos el sofá. ¿Será que ese era un sofá incómodo?

Al parecer una sala de cine 3D atenta contra la política cultural cubana. Al parecer no existen mecanismos para regular la exhibición, ni siquiera ahora que los cines convencionales padecen en la no-vida. Al parecer nadie sabe que detrás de los legales bastidores de CD-DVD también se vende pornografía.

Ahora la gente está disgustada. Unos porque perdieron su opción de trabajo y otros porque ningún cine estatal propone ver en tres dimensiones y a todo color. Y yo voy a tener que seguir esperando para asustarme con la llegada del tren, porque de momento está Cancelado.

Anuncios

Publicado por

Sayli

Soy "algo" que todos los días se (re)construye. Debo tener un punto de partida, un botón de inicio quizás, pero no lo encuentro. Tampoco la última orilla ni el malecón que me contiene. Escribo porque no se me da bien la política ni el sexo por dinero, lo cual me mantiene contando centavos, pero me deja dormir en paz.

Un comentario sobre “Cancelado”

  1. Pues yo tuve la suerte de ver El Hobbit en uno de esos cines clandestinos aquí mismo en CA, y es verdad que no hay como explicarlo, es una experiencia bien bonita y las peliculas que aqui se proyectaban o al menos las que estaban en cartelera para la poblacion normal, eran mucho mejores que la gran mayoria de las que pasan por los terribles canales de la TV cubana…Creo que nadie te ha dejado comentarios porque con ira es mejor no hablar nada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s