Mirar al cielo

Imagen

De tanto mirar para abajo, o para los lados, una termina perdiendo la costumbre de mirar al cielo.

Del cielo no cae mucho, esa es la verdad. Un poco de agua, a destiempo. Hace poco !granizo!. Pero no más. El sol no. El sol parece que cae, pero no. Todos los días está ahí, inalterable, irritante. Dicen que, tal vez, en el futuro, se apague. O se caiga. O reviente como una estrella vieja y recalentada. Eso será en el futuro. No hay que preocuparse demasiado.

 Antes yo miraba más para arriba. Tratando de adivinar rostros, formas, ¿mensajes? en las nubes. Antes, cuando habia más horas de apagón que de electricidad, yo miraba al cielo y me entretenía en eso. De paso se me limpiaban los ojos. Porque el cielo tiene ese don. Ponerte los ojos limpiecitos, tanto que para poder ver otra vez tienes que abrirlos mucho y pestañear varias veces, porque no se te va de la mirada.

   Imagen

 

Ahora que hay más electricidad que apagones, y hay internet, y televisión, y los Eric, y tan poco tiempo, apenas alzo los ojos. Me di cuenta hace poco, precisamente durante un apagón, que aunque una no encuentre respuestas, mirar al cielo reconforta. Cuando menos, es un paisaje diferente. Y limpia los ojos… para ver mejor.

 

DSC00808

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s