Definiciones (en tiempos del ébola)

Te digo que sí, que da un miedo del carajo pensar que se contagien; que un pequeñísimo error, apenas un desliz, pueda desencadenar el dolor,  la tristeza, la tragedia, es suficiente para multiplicar la zozobra.

Y no creo que te hayan obligado, en todo caso te obliga la circunstancia de ser cubano, porque somos de esa especie rara que nunca dice que no. Somos gente que lo mismo le pone el pecho a las balas, que se pierde dentro de un traje blanco inmenso, como de extraterrestre, para sacar de las noticias esa palabra tan fea. Para ver si logramos sacarnos de encima la sombra odiosa del ébola, que no es la única que le quita la luz a África, ni al mundo…

Tú dices que regresarás victorioso y te creo. Levantas el pulgar y soríes, y te creo.

Ahora en la internet hay quien anda poniendo en duda tu capacidad y tu preparación, y hablan de fama, cuando deberían estar escribiendo de medicina o humanidad. Pero no les hago caso, qué van a saber ellos ya no de ébola, que tampoco son eruditos, sino de solidaridad.
La solidaridad es cosa complicada, o sencilla, vaya a saber una. A ti te bastó una palabra para definirla: Sí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s