#JeNeSuisPasCharlie? #JeSuisCharlie? #QuiSommesNous?

100 latigazos para el que no se muera de la risa
100 latigazos para el que no se muera de la risa

Los recientes sucesos en ‪#‎Francia‬, con el atentado al semanario ‪#‎CharlieHebdo‬ y sus múltiples repercusiones, no vienen sino a confirmar la hipótesis de que la Libertad de Expresión es un puñetero trapo de cocina, sucio, harapiento. Cualquiera lo usa y lo tira. Y cuando no sirve más, se bota, para darle lugar a otro flamante y puñetero trapo. Trapo al fin no sirve para otra cosa.
Obvio que caerle a tiros a quien sea, echa por tierra cualquier razón o derecho. Los derechos, últimamente, también parecen trapos viejos. Incluido el derecho a la vida. Hasta la vida de los seres humanos se ha convertido en nada. Ahora en Francia. Ayer en Fallujah. Mañana en Gaza (otra vez).

En este punto, tres hombres armados acribillando a balazos a personas indefensas, es un acto violento, condenable, punible. Es, estoy de acuerdo, terrorismo. No un derecho.
Pero tampoco tenía Charlie Hebdo derecho a mofarse de los íconos religiosos de la gente. La burla y el irrespeto a lo que para muchos es sagrado no es un derecho, ni un izquierdo. Gracias al ripio de libertad de expresión de la que abusa Charlie Hebdo, los pueblos diferentes a la “gente normal” nunca podrán ser entendidos más allá de los estereotipos a los que los reduce buena parte de la “expresión liberada” de Occidente.
Charlie Hebdo estaba alimentando hacía tiempo la rabia de los extremistas y también la de aquellos que no se dejan cegar por los preceptos de sus creencias, mas sienten en su mejilla, como dice el Dios de los cristianos, la ofensa en la ajena. Los franceses estaban jugando con candela y han comprobado que quema, de la peor manera. En Francia, el 5,7 por ciento de la población es musulmana. Era solo cuestión de tiempo y probabilidades.

También el mundo ha comprobado, otra vez, que el derecho a la vida y a la libertad de expresión son solo para quienes tienen el poder de escribir la Historia. No encuentro los Hashtag #JeSuisGaza, #IAmPeshawar.

Cierto es que la publicación arremete contra casi todo: el Vaticano, la Política, las religiones; pero el ensañamiento con el Islam lo llevó a asumir posiciones alejadísimas de la ética.

Si es que la Ética no es otro puñetero trapo sucio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s