Señora en sepia

La Habana cambiará mucho. Ya lo está haciendo. Se le nota en el maquillaje con que amanece o se va a dormir. Se le nota en sus noches bohemias, que vuelven a preñarse de bares y bares y bares. Podría embriagarse La Habana. Pero, acaso, como remedio contra la resaca, poco a poco le renacen lugares viejos y parece entonces que no cambia tanto, o muy lentamente. 

DSC04567 DSC04530DSC04531DSC04537

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s