Caminar

Él quería comprar un par de zapatillas deportivas porque camina mucho. De la casa al trabajo y del trabajo a la casa. Cuando pasea también, que preso no está. En realidad él desearía comprar un carro, para que caminar sea solo un ejercicio y no una necesidad. Pero ha sacado la cuenta y no le alcanzará la vida para comprar el Peugeot nuevecito que lo miró una vez desde la vidriera.

Él había planificado sus finanzas y  fue hasta la tienda (caminando). Tomó el ejemplar del calzado en exhibición, se lo probó y vio que era su número. Comprobó mentalmente que el dinero ahorrado cubría el costo y pidió a la tendera el “hermano”.

La muchacha, displicente, fue a la trastienda a buscarlo… mas, cuando regresó, no traía nada entre las manos.

– ¿Por qué no vienes mañana?, es que ahora no encuentro el otro, le dijo. Ese es el único par que queda y debe estar traspapelado. Hoy yo lo busco y te lo guardo…

Él quería comprar unas zapatillas deportivas porque caminar tanto, con otro tipo de calzado, le han dicho, no es saludable.

– No es saludable…, repitió en silencio.

Y se fue…

…Caminando

Anuncios

Publicado por

Sayli

Soy "algo" que todos los días se (re)construye. Debo tener un punto de partida, un botón de inicio quizás, pero no lo encuentro. Tampoco la última orilla ni el malecón que me contiene. Escribo porque no se me da bien la política ni el sexo por dinero, lo cual me mantiene contando centavos, pero me deja dormir en paz.

Un comentario sobre “Caminar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s