Caminar

Él quería comprar un par de zapatillas deportivas porque camina mucho. De la casa al trabajo y del trabajo a la casa. Cuando pasea también, que preso no está. En realidad él desearía comprar un carro, para que caminar sea solo un ejercicio y no una necesidad. Pero ha sacado la cuenta y no le alcanzará la vida para comprar el Peugeot nuevecito que lo miró una vez desde la vidriera.

Él había planificado sus finanzas y  fue hasta la tienda (caminando). Tomó el ejemplar del calzado en exhibición, se lo probó y vio que era su número. Comprobó mentalmente que el dinero ahorrado cubría el costo y pidió a la tendera el “hermano”.

La muchacha, displicente, fue a la trastienda a buscarlo… mas, cuando regresó, no traía nada entre las manos.

– ¿Por qué no vienes mañana?, es que ahora no encuentro el otro, le dijo. Ese es el único par que queda y debe estar traspapelado. Hoy yo lo busco y te lo guardo…

Él quería comprar unas zapatillas deportivas porque caminar tanto, con otro tipo de calzado, le han dicho, no es saludable.

– No es saludable…, repitió en silencio.

Y se fue…

…Caminando

Anuncios

Un comentario en “Caminar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s