Dos chistes y una pregunta

Sin títuloCuando Yulieski Gourriel y su hermano Lourdes Junior abandonaron el hotel en República Dominicana, y de paso la selección de béisbol que representaba a Cuba en la Serie del Caribe; después de la conmoción, del comunicado escueto y de la foto de rigor (bandera mediante), todos creímos saber que se nos venía encima otro electroshok.

Un golpe de voltios a la memoria que borrara, una vez más, a un deportista de los anales (que fea palabrita) del deporte en la Isla. Luego, !eso sí no lo esperaba nadie!, contra toda lógica – la lógica del comunicado, la pose y las caras conmocionadas- los numeritos del Yuli en la LV Serie Nacional de Béisbol permanecieron intactos, asequibles, públicos, legítimos, válidos.

Nadie preguntó por esos días a qué se debió el giro repentino, qué fuerzas superiores dictaron la excepción, por qué a él sí y a los que se fueron antes, o a los que se irían después, no. Realmente me parece un chiste (de los buenos, por su nivel de elaboración, la brevedad en escena, el elemento sorpresa, el desenlace inesperado) que, incluso abandonando un equipo nacional al Yuli le mantengan ciertos privilegios de los que gozó estando en Cuba.

Luego – este 12 de mayo, para ser más exacta- pasó lo que iba a pasar. Durante la Gala de la LV Serie Nacional se premió a los líderes individuales del maltrecho campeonato. Todos estaban, excepto el líder de bateo que, por obra y gracia de las excepciones que terminan o empiezan por confirmar las reglas, no es otro que Yulieski Gourriel Castillo, con récord incluido. A pesar de su astronómico 545 de average, el nombre del espirituano devenido industrialista y futuro ligamayorista, no estuvo en el guion.

… Hay quienes siguen creyendo que el silencio es el agente transmisor de la amnesia. Y fumigan y fumigan, pero la gente no olvida…

A estas alturas no sé si es que el Yuli no pudo llegar porque no lo invitaron a la gala, perdió el avión,  se “ajustó” y todavía no tiene residencia, o los privilegios no llegan a tanto. (Este, por supuesto, es otro chiste.)

En definitiva, el muchacho no tiene la culpa de que el lápiz rojo mantuviera impolutas sus cifras- tecnicismo estadístico mediante, gracias a un artículo olvidado y no practicado del reglamento internacional-, mientras las de Rubén Paz, por ejemplo (el mejor candidato a Novato del Año hasta que, también, se fue) fueron a parar a alguna gaveta – porque siempre hay quien guarda todos los numeritos, para no perder la memoria-.

Y puede ser que, ciertamente, haya sido esta la primera vez que se diera el caso de que el líder de bateo abandone la liga antes de que termine la temporada. Lo chistoso, sin embargo, es que, hasta donde yo sé, que no es mucho tampoco, sería también la primera vez en que las autoridades del béisbol en Cuba siguen al pie de la letra una norma no escrita aquí ante un suceso que se pinta solo como problema “político”. Pero, en honor a la verdad, se trataría solo de una incoherencia más… nada nuevo bajo el sol.

¿La pregunta? Ah, sí, la pregunta. Atendiendo a que las cosas están como están, y que ya el INDER y la Dirección Nacional de Béisbol dijeron que al Clásico irán con los que queden para entonces, pero teniendo en cuenta el caso excepcional del Gourriel, pregunto…

– Si el Yuli quisiera jugar en la selección de Cuba, ¿podrá?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s