Íntimas suposiciones

Ilustración de Alfredo Martirena sobre distribución de almohadillas sanitarias.

Si yo pudiera lograr retrasar mi período menstrual sin preocuparme, lo haría. Uno, dos o tres meses. Sería un alivio, lo admito, y me permitiría  ponerme a la par de la entrega de almohadillas sanitarias en la farmacia. Lo lógico es que fuera al revés y ellas se ajustaran a mis necesidades y circunstancias, pero la lógica también está en falta.

〈En Cuba a cada fémina mayor de 12 años (creo) y hasta los 55 (más o menos) le corresponden 10 almohadillas sanitarias (o íntimas) al mes, normadas, por la libreta〉

En 2016, al menos en Ciego de Ávila, los tres últimos meses del año se fueron en blanco, mientras la “señorita escarlata” llegó siempre puntual. En la farmacia pusieron un cartel que decía que por déficit de materia prima no completarían lo que faltaba. Y enero empezó con su asignación como si nada. Y otra vez el ciclo, los ciclos, como si nada…  Continúa leyendo Íntimas suposiciones

Anuncios