Apretujar la esperanza

ecocardiograma

I. HABÍAN recorrido los más de 400 kilómetros que separan a Ciego de Ávila de La Habana con la esperanza apretujada entre los dedos, oxigenando el anhelo de que el doctor Llambía no hubiera visto bien, que ese día la imagen estuviera borrosa y que la estrechez de la aorta fuera solo una mala interpretación del ultrasonido. Continúa leyendo Apretujar la esperanza

Anuncios

Recuperando ideas después del reposo

ReposoPor primera vez en mi vida una sacrolumbalgia me deja fuera de combate, bocarriba en la cama, oliendo a mentolán, y un metocarbamol haciéndose espuma en mi estómago cada ocho horas. Esto, obviamente, me avisa de que me sobran libras (algo que sé desde que tengo memoria) y de que a mis 30+1 (vividos bajo el sol, a pie y con una dieta que no es la que me gustaría), también los años van elaborando su factura.

En fin, que fueron siete días de desconexión de una parte de mi realidad. Léase, por supuesto, de desconexión a Internet, que se aguanta, mas, apenitas. Y, sin embargo, de reconexión con otros ámbitos que también me definen. Aquí dos o tres ideas, recuperadas después del reposo… Continúa leyendo Recuperando ideas después del reposo

Definiciones (en tiempos del ébola)

Te digo que sí, que da un miedo del carajo pensar que se contagien; que un pequeñísimo error, apenas un desliz, pueda desencadenar el dolor,  la tristeza, la tragedia, es suficiente para multiplicar la zozobra. Continúa leyendo Definiciones (en tiempos del ébola)