Fotuto

 Fotuto

(Publicado originalmente en OnCuba)

Fue mi amiga Delicia quien me puso tras la pista del fotuto. Según ella, en su pueblo, que mantiene algunas “tradiciones” no muy políticamente correctas, persiste la costumbre de hacer públicas las infidelidades de los demás.

─ ¿Cómo dices?, ¿tocar fotuto?, pregunto con tono de ¿y eso qué cosa es?

─ Sí, a los hombres que las mujeres les son infieles y siguen con ellas a pesar de los pesares, los jodedores del barrio, por las noches, les tocan fotuto. Usan un tarro de buey o un caracol cobo. El ruido se oye lejísimo… y el que no lo sabía, se entera.

Continúa leyendo Fotuto

Anuncios

Fe de erratas

https://i0.wp.com/www.larazon.com.ar/ciudad/historico-saludo-Castro-Obama_IECIMA20150414_0058_19.jpg

El gobierno de los Estados Unidos ha tardado 33 años y 45 días en hacer justicia. Apenas ayer, expirado el plazo dado al Congreso para “pensar” en la propuesta del presidente Obama, se ha enmendado un error colosal, una errata de más de tres décadas, un disparate inexplicable que tiene, casi, mi edad. Continúa leyendo Fe de erratas

Mabuhay ka….

Mabuhay ka es una expresión  filipina que  significa Bienvenido
Mabuhay ka es una expresión filipina que significa Bienvenido

Manny Pacquiao se hizo boxeador en Filipinas, en Kibawe, un pueblito que no está en el mapa. Allí aprendió de un tío que debía golpear siempre, golpear mucho, golpear duro. Siendo un chiquillo se fue de casa sin permiso para probar suerte en la capital del país y le dijo a su madre, por teléfono, que lo hacía por ella y sus hermanos, para sacarlos de la miseria. Cuando Manila le quedó chiquita y no había nadie que quisiera someterse a la molienda de su boxeo, su manager y él cruzaron el Pacífico y luego el Atlántico. Continúa leyendo Mabuhay ka….

Apretujar la esperanza

ecocardiograma

I. HABÍAN recorrido los más de 400 kilómetros que separan a Ciego de Ávila de La Habana con la esperanza apretujada entre los dedos, oxigenando el anhelo de que el doctor Llambía no hubiera visto bien, que ese día la imagen estuviera borrosa y que la estrechez de la aorta fuera solo una mala interpretación del ultrasonido. Continúa leyendo Apretujar la esperanza

Caminar sobre el puente

url
Hace poco más de un año escribí, a propósito de los funerales en Sudáfrica de Nelson Mandela, en los que, además de la despedida al luchador, trascendió el saludo entre Raúl y Obama: Un apretón de manos, apenas un gesto, parece que podría cambiarlo todo. (…)Para que Cuba y Estados Unidos se entiendan, más allá del correo postal y la emigración, más allá de Alan Gross y los Cinco Héroes, mucho más allá de las sanciones económicas reales y del apoyo a la subversión interna, también real, se precisa de altas dosis de voluntad, de domesticar egos e intransigencias, de pasar página pero sin dejar el libro en blanco. Madiba lo logró. Ya desde entonces, en silencio como aconsejara Martí, se estaba gestando el cambio.
Las declaraciones del General de Ejército Raúl Castro y el presidente Barack Obama, este 17 de diciembre, confirman que también las dos naciones, en primera instancia, lo han logrado. En un ejercicio de alta política los gobiernos de Cuba y Estados Unidos estrecharon más que las manos y han decidido reestablecer las relaciones diplomáticas, truncadas desde enero de 1961, para avanzar hacia la normalización. Washington y La Habana comienzan a caminar sobre el puente que une a los dos países, no únicamente en el plano geográfico, sino en el cultural, el simbólico. Continúa leyendo Caminar sobre el puente

#Volvieron

4zQ6n4ob

Solo me falta verlos para cerrar el círculo. Raúl lo ha dicho hoy y le creo. Gerardo, Antonio y Ramón ya están en Cuba.
Apenas puedo contener la impaciencia, las ganas de verlos sonriendo, con una risa limpia, de oreja a oreja, con sus muchachas colgando del cuello, con lágrimas de felicidad. Ahora sí la felicidad es completa.
Tengo a mi vera unas palabras breves que han dicho ellos, emocionados, supongo que mientras le tomaban la tensión arterial y le revisaban la rodilla a Ramón, la hemoglobina, la cicatriz de la apendicitis a Tony.
Lo primero que han dicho es gracias. Y no puedo dejar de preguntarme si no debemos agradecerles, por toda la vida, lo que han hecho. Al resistir y no claudicar no solo han apuntalado las razones de Cuba, sino que han obrado el milagro. En todo caso, gracias a ustedes, muchachos. Gracias.
Su regreso trae de vuelta, también, un poco de civilidad a las relaciones entre dos países demasiado cercanos geográficamente como para ignorarse por tanto tiempo. El futuro se está escribiendo ahora mismo y en la primera página de esa historia nueva cinco hombres inscribieron sus nombres, para siempre. También Raúl y Obama han hecho lo que tenían que hacer.
Por el momento me dejo llevar por el júbilo, la alegría incontenible de saberlos aquí, como mejor regalo de Navidad. Luego habrá tiempo de pensar con cabeza fría qué significa realmente normalizar relaciones y hasta dónde moveremos las barreras.
Anoche mi vecino Michel, a quien yo le digo cariñosamente chino, le hizo una ofrenda a San Lázaro. Estoy segura que no le pidió por los Cinco, pero el viejo Babalú debió entenderlo así cuando el chinito decía “danos padre felicidad y tranquilidad”. Amén.

Decir tanto sin palabras

Lo bueno de tener amigos talentosos es que hay que estar siempre alerta. Cualquier día amaneces con buenas noticias y claro que hay que rebloguearlo hasta el infinito. Luego una se da cuenta de que mejor sería no tener que dibujar ni escribir sobre el infierno de Gaza, pero ya que las cosas están como están, y poco o casi nada podemos hacer desde aquí, pienso que para quienes sufren,  una opinión gráfica de denuncia es mucho. Por eso comparto la satisfacción de mi amigo Osval, que no alegría. Él tiene el don de comunicar desde el dibujo y dice tanto… siempre